Saltar al contenido

Autonivelantes cementosos para distintas superficies

El mortero autonivelante cementoso  tiene caracteristicas muy líquidas y  se endurece de forma rápida con un acabado de nivelación y recubrimiento totalmente óptimo

Todo este procedimiento esta garantizado a través del uso de pastas niveladoras, resinas acrílicas y otros aditivos para zonas donde se precisa rellenar para regularizar la planimetría del soporte, tales como industrias, aparcamientos o garajes donde se requiere de grandes resistencias perdurables. Su empleo puede ser tanto para aplicaciones de interiores y exteriores, o para un uso industrial o aspectos decorativos siempre dependiendo de los requerimientos de tráfico que precise la instalación.

Este producto, al igual que el resto de morteros, se compone de cemento y arena de granulometría fina. Sus características especiales se deben al uso de aditivos que le confieren mayor fluidez, lo que facilita un acabado más liso y nivelado, haciendo que el mortero se autonivele sin perder ninguna de sus propiedades y dando un nivel perfecto.

Aplicar mortero autonivelante para la preparación de la superfície

Todas las superficies que estarán en contacto con el mortero deberán estar limpias, sanas y libres de grasa, polvo, partes sueltas u otras materias que impidan su adherencia. Antes de colocar el mortero, la superficie debe saturarse con agua evitando encharcamientos. En superficies metálicas deben estar limpias, libres de grasa, óxido, pinturas defectuosas u otros materiales extraños. El tiempo de secado para trafico medio es de aproximadamente 3-4 horas y para el pesado es de 24-48 horas.

Este tipo de pavimentos es necesario alisarlo manualmente, y por un equipo conocedor del producto. En Aplieco somos especialistas en la aplicación de pavimentos y morteros autonivelantes. 

Los pavimentos autonivelantes cementosos están recomendados tanto para la instalación de suelo radiante como para la colocación de pavimentos de madera.

Galería de proyectos

Proyectos realizados de esta tipología